Wir haben auch eine deutschsprachige Webseite. Sollen wir die Sprache wechseln?

Ja, Bitte! Nein Danke!

    Teoría educativa

    La música promueve el desarrollo del niño

    Nuestra misión es compartir la alegría de disfrutar de la música con personas de todas las edades en todo el mundo. Estamos convencidos de que la exposición a la música y a los instrumentos musicales, es extremadamente positiva especialmente para los niños y puede tener un impacto positivo en su desarrollo.

    Hacer música promueve la creatividad y entrena la percepción, las destrezas motoras, la concentración y el rendimiento de la memoria. De este modo, la música apoya el desarrollo de la confianza y la identidad. La música es un lenguaje universal que pone a todos en el mismo lugar. Abre oportunidades maravillosas para los problemas de inclusión e integración que estamos enfrenando en la actualidad. Hacer música en un grupo también ayuda a las personas a desarrollar una serie de habilidades sociales, la cooperación y la empatía. Una estupenda razón para alzarse en pro de un presencia más activa de la creación de música en la educación moderna.

    • Hacer música da a las personas la oportunidad de expresarse, comunicar sus sentimientos más internos sobre sonidos, tonos y ritmos, y combinarlos con otras formas de expresión, tal como movimiento y danza. Confrontar "problemas" musicales alienta el pensamiento creativo, pensar en ideas, en una amplia gama de ideas, en ideas originales, y flexibilidad. Las habilidades para resolver problemas se perfeccionan en el proceso.

    • La exposición a la música alienta a escuchar cuidadosamente. Los niños descubren los sonidos producidos por un instrumento y desarrollan una capacidad distinta de distinguir entre niveles de volúmenes, tonos y armonías, dando como resultado el fortalecimiento de su capacidad general de recepción en todas las áreas de la vida.

    • Hacer música requiere y apoya las destrezas motoras finas. Tocar una escala en un instrumento con teclado, por ejemplo, requiere de trabajo en equipo entre la activación y la inhibición. Cuando doblamos el dedo índice, todos los otros dedos se doblan también naturalmente. Para hacer que esto no ocurra, el cerebro debe no solo aprender a enviar un estímulo al dedo activado, sino también debe indicar a los otros dedos que dejen de moverse.

    • Cuando uno hace música, se procesan varios estímulos sensoriales a la vez. Para producir un sonido, un niño debe planificar las habilidades motoras y coordinar movimiento de mano y brazo para apretar la tecla correcta (coordinación entre ojos y mano). El niño debe además controlar su fortaleza. Cuando toca con otros o cuando acompaña una canción, la velocidad y el ritmo deben sincronizarse también.

    • Tocar un instrumento musical alienta la formación de sinapsis. Las células del cerebro están conectadas, incluyendo del lado izquierdo al lado derecho del cerebro. A su vez, esto ayuda a que el cerebro haga conexiones más rápidamente y mejore el rendimiento de la memoria.

    • Hacer música, ya sea solo o en un grupo, también tiene un aspecto social que nos gustaría mencionar aquí. Hacer música crea confianza, incluso si el músico solamente sabe unas pocas canciones. La música crea amistades. La música y tocar un instrumento crean identidad.

     

    UNA ENTREVISTA CON EL DIRECTOR DE HOHNER STEFAN ALTHOFF

    El editor de libros y revistas Gernot Körner entrevistó a Stefan Althoff, el Director de HOHNER Musikinstrumente GmbH y SONOR GmbH, para hablar sobre el nuevo acordeón XS que saldrá pronto a la venta.

    Tienes razón. Vemos que las guarderías dedican cada vez menos tiempo a la música, en particular, a tocar instrumentos. Esto es realmente malo ya que se ha probado que exponer a los niños a la música tiene un gran beneficio para ellos. Ofrece una gama increíble de percepciones sensoriales, especialmente en los primeros días de vida. Además de su propia estética, tocar música tiene una amplia gama de impactos psicológicos en el desarrollo que promueven y desafían toda la personalidad de un niño. Todos los planes educativos reflejan esto o una realidad similar. La música alienta el bienestar, la expresión, la imaginación, la creatividad y las habilidades sociales. Apoya la identidad cultural y las habilidades interculturales. Y enseña a que las personas escuchen con atención.

    La expectativa es que la exposición temprana a la matemática, las ciencias informáticas, las ciencias naturales y la tecnología prepararán a los niños especialmente bien para el futuro. En mi opinión, esta creencia pasa por alto dos realidades básicas. Primero, ninguno de nosotros sabe lo que nos depara el futuro. Segundo, necesitamos habilidades básicas bien desarrolladas, como aquellas aprendidas a través de la exposición a la música, tal como la creatividad, la imaginación y muchas habilidades sociales para satisfacer los desafíos del futuro. Hoy, por ejemplo, necesitamos una inclusión e integración profunda. La música tiene potencial masivo aquí como un lenguaje universal. Es por ello que expertos e investigadores conocidos están pidiendo que las guarderías y las escuelas dediquen más tiempo a la música junto con tiempo para el deporte, el arte y el teatro.

    Por supuesto que no. Solamente observe la cantidad de espectáculos de música y baile que hay hoy en día en televisión. Las entradas para los conciertos de músicos famosos se venden rápidamente, a pesar de que los precios han crecido mucho en los últimos años. Las encuestas indican que el 80 por ciento de los alemanes están convencidos de que los niños deberían participar en actividades musicales en las guarderías. Un instrumento se toca en casi el 18 por ciento de los hogares alemanes. Esta proporción ha disminuido, pero a casi la mitad de las personas les gustaría tocar un instrumento musical, de acuerdo a la encuesta de la Asociación Alemana de Investigación del Consumidor (GfK). La música ha sido siempre una necesidad básica que satisface el impulso interior de las personas para la expresión estética. Incluso en la época de la era de piedra, las personas acostumbraban hacer flautas y tambores de hueso para poder hacer música.

    En nuestra experiencia, los niños quedan fascinados con un acordeón tan pronto como lo ven o lo tocan. Los fuelles, las teclas y los botones, todo satisface las necesidades de descubrimiento de un niño. La fascinación es motivo suficiente para que unas pocas tiendas minoristas tengan acordeones de juguete en el mercado en intervalos regulares. Pero estos juguetes son solo eso, no son un instrumento real en términos de su manejo o sonido. Finalmente, el niño termina frustrado, entonces la experiencia tiende a ser contraproducente.

     

    Por supuesto, como líder fabricante en el mundo de los acordeones, nos interesa que los niños disfruten de los acordeones. Hoy es importante hacerlo aún más temprano porque los niños se involucran en muchas actividades extracurriculares incluso antes de comenzar la escuela. Si no hacemos que se interesen mientras que están en la escuela primaria, a menudo es demasiado tarde. También sabemos a partir de estudios, que solo alrededor del 7.4 por ciento de los niños que comienzan a hacer música entre los tres y cinco van a terminar abandonando. Decidimos desarrollar un acordeón para satisfacer las necesidades de los niños de cuatro años de edad o más de acuerdo a estas ideas, como cuánto se emocionan los niños con los acordeones y la necesidad de hacer que se interesen desde una edad temprana.

    Mientras más temprano una persona forma una conexión con un instrumento, mayores son las posibilidades de que continúe tocando. Realmente hicimos nuestra tarea luego de las primeras experiencias con el acordeón. Los niños ya están mucho menos inhibidos que los adultos. ¡Y están igualmente abiertos al acordeón! No les lleva mucho tiempo convertirse en reales entusiastas. A diferencia de otros instrumentos, es realmente fácil crear sonidos hermosos con el acordeón. No se trata de hacer que los niños pequeños se conviertan en prodigios en un corto período de tiempo. Pero los niños pueden realmente emocionarse con un instrumento en las guarderías, una emoción que puede ser compañera para toda la vida.

    Hemos desarrollado este instrumento basado en una larga experiencia y opiniones nuevas, y con el apoyo académico de la Universidad de Arte de Bremen. Nuestros desarrolladores se las han ingeniado para hacer que el XS sea mucho más liviano y pequeño que los otros acordeones sobre la base de una tecnología completamente nueva. Ante todo, hemos modificado el acordeón para satisfacer las necesidades ergonómicas de los niños, incluyendo una correa especial para ellos. El HOHNER XS es además mucho más fácil de manejar y tocar. El nuevo diseño nos permitió eliminar casi la mitad del peso del antiguo acordeón de nuestros comienzos a la vez que mantenemos la excelente calidad del sonido. Hasta los músicos profesionales están realmente impresionados con los bajos del instrumento.

    El acordeón es realmente una parte esencial de la música folclórica alpina, y estamos realmente orgullosos de tal cosa. También se encuentra en otros tipos de música folclórica, tal como el folk-rock irlandés, el musette waltz francés y el tango sudamericano, solo para nombrar unos pocos ejemplos. Durante el transcurso de la historia de la música, este instrumento ha viajado por todo el mundo, y se ha convertido en la esencia de muchas culturas. Hoy, puedes encontrar varios acordeonistas que tocan jazz, música clásica y música pop moderna. El acordeón ha adquirido popularidad masiva en la cultura del rock y pop moderno, en particular en los últimos años. Es realmente un instrumento universal, y ese es el mensaje que estamos compartiendo en nuestros cuatro canales también.

    El acordeón da muchas oportunidades para una amplia gama de experiencias por su carácter. Por ejemplo, los fuelles crean sonidos al extraer y sacar el aire para que el instrumento comience a "respirar". La exposición a esta forma de expresión a través del juego abre una gama diversa de experiencias nuevas.

     

    Se puede descubrir una gama completa de diversidad musical en un acordeón. Tiene un lado de melodía, un bajo y puede tocar ritmos memorables. El elemento emocional de la música también tiene su lugar. Ambos lados del cerebro se activan y se entrenan al intentar combinar todos estos niveles.

     

    Hemos además simplificado este nuevo instrumento para el espectro completo de la educación temprana. Esto significa que las personas que no han realmente participado en hacer música en el pasado pueden hacer un gran progreso en poco tiempo. Los educadores pueden, por lo tanto, incluir al acordeón en todas las actividades musicales. Y debido a que es tan pequeño y liviano, es siempre fácil de llevar a actividades de clase en clase.

     

    Además queremos que sea más fácil para los educadores lograr su misión de educación musical con el acordeón. Los educadores musicales Marco Wasem, Elke Gulden y Bettina Scheer han desarrollado su propio libro de práctica con materiales que acompañan este fin. Creen que el nuevo acordeón no es solo perfecto para el aula, sino que también es ideal para promover el desarrollo del niño.