Wir haben auch eine deutschsprachige Webseite. Sollen wir die Sprache wechseln?

Ja, Bitte! Nein Danke!

LARISSA KERNER

"No puedo imaginar una vida sin la música“.

Ya sea acompañando a su madre, la estrella alemana del pop, Nena, al acordeón en el escenario, enseñando a talentosos artistas jóvenes en The Voice Kids, o tocando por su cuenta como artista e intérprete, Larissa Kerner consigue como nadie que los niños se emocionen. Como embajadora de HOHNER, esta madre de dos niños alienta a los entusiastas del acordeón y aspirantes a músico a descubrir cuánta maravillosa música puede hacer un HOHNER XS.

PERFIL

Nacida en Berlín in 1990, Larissa Kerner es música y artista. Madre de dos niños, ha estado haciendo música desde temprana edad, y fundó el dúo Adameva a los 15. En 2017 y en 2018, se unió a su madre como entrenadora en el espectáculo televisivo alemán The Voice Kids, y ayudó a los talentosos músicos a hacer su sueño realidad. También es compositora y trabaja como actriz.

 

UNA ENTREVISTA CON LARISSA

Yo cantaba, escribía y toca música con las grabaciones de mi madre para niños desde temprana edad. En ese tiempo, nuestro estudio estaba en el medio de la sala de estar en nuestra casa. Podíamos tocar la batería, hacer sonar las sonajas y hacer todo lo que fuera divertido y pudiera estar en una grabación para niños. Seguramente estuve influenciada por el hecho de que la música y el trabajo no estaban separados para nada. Hacer música, bailar y cantar son cosas totalmente naturales para mí. Y ahora observo lo mismo en mis hijos. No los tengo que alentar a cantar o intentar tocar un instrumento. Lo hacen solos.

Con la melodía y la armonía, con un sentido perfecto del ritmo durante disonancias alertas y con flujo.

Creo que es realmente importante dar a los niños acceso a instrumentos en un entorno completamente relajado y sin presiones. Un instrumento puede realmente verse como un juguete. En lugar de gastar mucho dinero en juguetes de plástico, deberían invertir en instrumentos, que sean sostenibles y a menudo terminan siendo un compañero para toda la vida. Un ejemplo es el primer acordeón HOHNER de mi mamá, que es de 1966. A menudo lo usa para tocar música para nosotros. ¡Y ahora yo también toco música en este!

Solíamos cantar muchas canciones tradicionales de niños y canciones de folclore en casa. Y todavía disfrutamos de cantarlas juntos hoy. A mis hijos les gusta cantarlas también.

Mi consejo para cuando uno aprende a tocar un instrumento es: Solo comienza y luego practica, practica y practica. O, para decirlo mejor: Toca, toca, toca. Diez minutos al día es suficiente. El secreto es hacerlo y divertirse. Es por ello que aconsejo a los padres a no poner presión en los niños sino alentarlos a pasar tiempo con ello si se desalientan.