Wir haben auch eine deutschsprachige Webseite. Sollen wir die Sprache wechseln?

Ja, Bitte! Nein Danke!

    Sesión de Harmonikids para jóvenes de un centro correccional de Colorado

    02 octubre, 2015

    El 2 de octubre de 2015 llevé mi sesión de Harmonikids patrocinada por HOHNER a 20 participantes del Centro de Servicios para Jóvenes de DeNier; un centro correccional de Durango, Colorado. Fue mi quinta visita a ese centro de reclusión diseñado para rehabilitar a jóvenes en dificultades detenidos y con proceso judicial. Estos centros se han convertido en uno de mis favoritos a la hora de brindar servicios de Harmonikids. Lamentablemente, muchos de estos adolescentes son el resultado del abandono, el rechazo, el abuso o una niñez en entornos violentos.

    Su confianza y autoestima se han visto resquebrajadas cuando no destruidas, lo que los ha dejado con el corazón roto, desesperanzados y atrapados. Presenté mi licencia de conducir en la mesa de entrada para que controlaran mis antecedentes, y me llevaron por varias celdas hasta llegar a un lugar donde los jóvenes se reúnen para su programa escolar. Eran palpables el nerviosismo, la tensión y la aprensión cuando se les indicó que se sentaran y prestaran atención durante la sesión —y en minutos, la clase y la música con las armónicas cambió todo.

    Harmonikids brinda a estos jóvenes una forma saludable y positiva de expresión creativa y liberación emocional en este momento crucial de sus vidas. Hablando en plata, las clases a menudo se convierten en una inspiración para estos adolescentes que crecen, comunican, cambian, perdonan al mundo —y a ellos mismos.  La armónica a menudo se convierte en una herramienta potente y a la vez delicada para ayudar a los niños a recuperar el rumbo. Hace bastante tiempo atrás aprendí a nunca subestimar el poder del uso de la música y de la armónica como un instrumento extraordinario para llegar a los otros y marcar una diferencia positiva en sus vidas. Las siguientes cartas son de varios de los detenidos del Centro DeNier y de sus profesores para mostrar el impacto positivo que esto puede causar, en sus propias palabras.

    ~ Gary Allegretto, Director fundador de Harmonikids, www.harmonikids.org

    "Gracias por venir a nuestro centro y enseñar a los estudiantes a tocar la armónica. Pudo captar su atención durante su presentación. La sensación de logro cumplido que mostraban los estudiantes luego de aprender la canción fue increíble".

    ~ Nancy Shefte, Maestra, DeNier Center:

    "Quiero agradecerle desde el fondo del corazón que dedique su tiempo a venir a enseñarnos a tocar la armónica. Ahora veo que una armónica es un instrumento de amplia gama y que puede crear canciones con alta energía. Personalmente, me gustó la manera en que agregó humor a la lección y toda la energía. ¡Me quedé de piedra cuando sacó una nota con la nariz!

    Hizo que toda la experiencia fuera muy graciosa y le doy las gracias.  ¡Felicidades por la película de Disney! Espero con ansias ver su parte cuando salga de la cárcel y la vea. De todas maneras Sr. Allegretto, en resumen, gracias por compartir sus experiencias con nosotros, realmente se lo agradezco mucho". 

    ~ I. G., DeNier residente juvenil

    "Solo quiero comenzar por decir el gran placer que fue disfrutar de su espectáculo con la armónica … nunca supe cómo tocarla, pero ahora sí, y es gracias a usted. Quiero que sepa cuánto le agradezco lo que nos enseñó y que se haya tomado tiempo de su agenda para hacerlo. ¡Gracias por todo, Harmonicowboy!

    ~ T.B., DeNier residente juvenil

    "Gracias por darnos la oportunidad de aprender armónica. Fue un placer para mí y para los otros escuchar esta música fenomenal y única. Creo que dar y enseñar lo que usted hace es muy admirable. Personalmente he disfrutado mucho de lo que nos trajo y tengo la esperanza de ver más en el futuro".

    ~ J. F., DeNier residente juvenil

    "Solo quería agradecerle por darnos la oportunidad de aprender y experimentar cuán divertido puede ser tocar la armónica. Creo que es maravilloso lo que hace. Siga haciendo este excelente trabajo. No veo la hora de disfrutar de su próxima visita".

    ~ L. S., residente juvenil de DeNier.